Medición de la humedad del polen

Los apicultores a veces preguntan cómo se mide la humedad del polen. Se sabe que no debería ser inferior a 6%, pero en la práctica todos se sirven de las propiedades organolépticas (a base de los sentidos del ser humano: vista, olfato y tacto). Se compruba simplemente la dureza del grano.
Si no se puede aplastar, y en el mejor de los casos quebrar, la humedad es bastante baja.

Los más penetrantes preguntan cómo medir la humedad exacta. Hay que recurrir a la norma polaca que proporciona el método para medir la humedad del grano de polen.
El método consiste – en resumen – en que toda la humedad de la muestra de polen se evapora y se mide la diferencia resultante.
En los laboratorios se usa a este fin el desecador y balanzas especiales muy exactas.
Este procedimiento se puede repetir, aunque es menos preciso, en casa.
A este fin se necesita el balance de joyería (gasto de un mil zlotys) y el horno.

1. Quite un trozo de papel de aluminio y pesarlo.
2. Pese 10 g de polen en este trozo de papel de aluminio (en norma son 2 g, pero en este caso necesitaríamos una balanza de laboratorio para capturar la pérdida de peso con la mayor precisión posible).
3. Ponga durante 2 horas en el horno a 80° C (de hecho la temperatura fluctuará alrededor de los 70° C)
4. Saque, enfrie y pese.
5. Vuelva a meter al horno durante 0,5 h.
6. Saque, enfrie y pesae.
7. Si hay una diferencia significativa entre las medidas, vuelva al punto 3
8. Si la masa de polen en la lámina cayó por debajo de 9,40 g, significa que la humedad de la muestra excedió el 6%.

Deja una respuesta