Determinación de la calidad del propóleo

Según la norma polaca PN-R-78891, la base para la clasificación cruda de propóleo a la clase de calidad I o II es el contenido de la sustancia insoluble en etanol. En otras palabras, la cantidad de cera i polución.

Los componentes deseados del propóleo se disuelven en etanol (alcohol), principalmente resinas. Sin embargo, la cera y diversas impurezas sólidas – como astillas de madera, fragmentos de cáscaras de abejas o polvo – no se disuelven.

Propóleo I clase
Propóleo I clase

Según la Norma Polaca, la I clase incluye la materia prima que no se disuelve en etanol como máximo al 30%. Es muy poco. Es necesario recuerdar que al poner propóleo en la colmena, la abeja mezcla las resinas traídas del medio ambiente con la cera producida por si misma. Entonces un terroncillodel propóleo contiene al menos un 25% de cera. Por esta razón el propóleo de primera clase según la norma polaca se puede encontrar en el comercio mayorista extremadamente raro.

La clase II incluye el propóleo con contenido de sustancias. insolubles entre 30% y 50%. Por lo general, tal mercancía es entregada por apicultores a los centros de compra.

¿Cómo determinar la calidad de su materia prima? Desafortunadamente, hay una evaluación “visual” engañosa. El único método eficaz es disolver la muestra en alcohol y pesar el residuo no disuelto. Este es el metodo descrito en el Estándares Polacos. Es bastante simple y con pequeñas modificaciones, se puede realizar con éxito en casa.

Propóleo II clase de calidad
Propóleo II clase de calidad

Necesitaremos:
– escala con una precisión de al menos 0,01 g. Puede ser, por ejemplo, dinero de bolsillo la llamada “Escala de joyería” disponible en muchas variantes en el mercado en un precio que no supere los 100 PLN.
– papel secante
– embudo
– lápaiz
– mas o menos 40 ml de alcohol de 95%
– dos recipentes con capacidad de 50 -100 ml (uno debe ser herméticamente cerrado
– nevera

Realización:
1) Verte 20 ml de alcohol en el primer recipiente (no tiene que ser muy cuidadosamente).
2) Del própoleos que queremos evaluar, tomar 2,00 g (aquí la precisión es importante) y colocarloo en el primer recipiente con espíritu. La muestra debe triturarse.
3) Lo cerramos bien y lo dejamos a temperatura ambiente, para que el propóleo se disuelva. Lo mezclamos de vez en cuando. El tiempo depende de la intensidad de la mezcla. La Norma polaca habla de 24 horas, pero en un agitador automático que mezcla continuamente. En condiciones de hogar, el tiempo de 48 horas funcionará bien con varios tiempos de confusión manual.
4) Pasado este tiempo, lo metemos en la nevera durante una hora.
5) Recortamos en el papel secante un cuadrado del tamaño adecuado al tamaño de embudo, pero no más de 15 × 15 cm, lo pesamos y anotamos peso. Podemos escribirlo en este papel, pero solo
con un lápiz.
6) Doblamos el papel secante en cuatro y lo colocamos en el embudo, que a su vez ponemos en el segundo recipiente. Filtramos el contenido del el primer recipiente. Tardará un rato
7) Cuando todo el líquido está en el segundo recipiente y en el papel secante solo habrá residuos insolubles, sacamos el papel junto con el contenido (podemos esperar a que se seque un poco).
8) Giramos el papel para que el contenido no se caiga y enjuagamos una pequeña cantidad de licor fresco (podemos usarlo para esto de nuevo el primer recipiente).
9) Dejamos a un lado el papel con el resto para que se seque, y cuando completamente está seco, lo pesamos. La precisión es importante aquí.
10) Ponemos el resultado en la fórmula: y=(x-z)/w
donde:
y: cantidad de impurezas
x: el peso del papel secante junto con el residuo no disuelto
z: el peso del papel secante
w: peso inicial de la muestra de propóleos (aquí 2 g)
De esta forma obtendremos un reslutado fraccionario. Para obtener el porcentaje, esta fracción debe multiplicarse por 100.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *